Las Reformas Borbónicas

Las reformas borbónicas se produjeron en el siglo XVIII, con el reinado de Felipe V. La cual consistía en la promulgación de algunas medidas administrativas, políticas y religiosas. Cuyo propósito fue minimizar el poderío español en Europa y las colonias americanas. Además, aumentar la recaudación impositiva, confirmar el dominio de América y proteger el territorio de los ataques de los piratas franceses e ingleses.

Reformas Político y Administrativas

El punto de inicio de las reformas borbónicas fue la reorganización de las divisiones territoriales de América. Constituyéndose el virreinato de la Nueva Granada. Además, se creó el virreinato del Río de Palta en 1776, donde estaba incluido el Alto Perú. Pues, las minas se consideraron fundamentales para poder mantener el nuevo virreinato.

Esta reforma política y administrativa del territorio era fundamental antes de comenzar la reforma económica. También, se estableció que las audiencias administrativas solo estarían conformadas por un tercio de intendentes americanos.

Virreinato de Nueva Granada

El virreinato de Nueva Granada o Santafé era una de las nuevas divisiones territoriales, organizada por la corona española con el ascenso al trono de la dinastía borbónica. Pues, querían darle una nueva división político territorial al continente americano.

Este virreinato se creó en 1717 conformado por las Reales Audiencias de Quito, Bogotá, Panamá y Caracas. Lo que hoy se conoce como Ecuador, Colombia, Panamá y Venezuela.

Posteriormente, estos territorios fueron ocupados por ejércitos realistas e independentista hasta llegar a su independencia en 1822.

Características

Dentro de las principales características de la Nueva Granada se encuentran las siguientes:

  • Este virreinato fue establecido sobre territorios que tenían tradiciones propias y una autonomía geográfica. Motivo por el cual su organización política tuvo diversas variaciones.
  • La capital de este virreinato era Bogotá, que junto a Quito eran las ciudades más importantes. Pues, eran más modernas. Mientras, que las otras Reales audiencias eran más modestas, conformadas por comunidades indígenas que aún prevalecían.
  • En este virreinato la economía se basaba en la extracción de oro y esmeralda de los yacimientos mineros de estas ciudades.
  • De igual manera, exportaban el cacao y el tabaco utilizando como mano de obra los esclavos africanos. En cambio, la agricultura, ganadería y manufacturas se realizaban solo para el consumo de las diferentes regiones.
  • Entre 1780 – 1781 aumentaron el valor de los impuestos a la Corona española, lo cual produjo un levantamiento popular.

Virreinato del Río de la Plata

Este virreinato fue constituido en el año 1776 por el Rey Carlos III. El cual estaba conformado por los actuales territorios de Bolivia Argentina, Uruguay, Paraguay, norte de Chile, sur de Brasil y el Alto Perú. Este último fue incorporado por las minas que se encontraban en ese lugar.

La capital de este virreinato era Buenos Aires, por ser una de las ciudades más grandes y tener un gran desarrollo ganadero. El cual se convirtió en una de las principales actividades económicas de esta provincia.

Causas

La causa de la conformación del Virreinato del Río de la Plata, eran la necesidad que tenía la Corona española de defender sus riquezas en el sur del continente. Especialmente de Portugal e Inglaterra que querían apoderarse de América.

Pero, como toda la administración de Sudamérica se encontraba a cargo del Virreinato del Perú, la defensa de este territorio era muy compleja. Pues, Perú y Buenos Aires son muy distantes para defender se cualquier ataque. Por eso, vieron la necesidad de instaurar un virreinato en esta ciudad.

Las intendencias

Según las leyes de las reformas borbónicas el territorio Americano estaba dividido en nuevas intendencias y gobiernos. Debido a que, estos pueblos aborígenes estaban conformados por pequeñas regiones.

En este sentido, la Corona española quería seguir teniendo bajo su control el poderío económico de América. Por eso, con las reformas borbónicas se ordenó la restructuración del virreinato en 11 intendencias. Cuyo propósito era fiscalizar el pago de servicios públicos e impuestos en las diferentes provincias.

Militares

Durante la notoria debilidad de la Corona española durante la guerra de Siete Años, una de las primeras reformas borbónicas fue reforzar su ejército militar. Es por ello, que el Rey Carlos III ordeno incluir las tropas hispanas dentro sus estatutos militares. Logrando contar con más de 40.000 hombres armados.

No obstantes, estas tropas fueron distribuidas de forma desigual, pues le daban prioridad a la Región de Río de la Plata y el Caribe. Debido a que, eran los puntos estratégicos para recibir cualquier ataque de los piratas ingleses y portugueses.

Por este motivo, al sufrirse un alzamiento popular en el virreinato de Nueva Granada y del Perú, las fuerzas militares estaban desorganizadas. No pidiendo combatir ese alzamiento.

El ejército de defensa

Para aumentar las tropas coloniales se instauró un nuevo ejército de defensa conformada por mestizos e indígenas en el virreinato de Perú y Nueva España. De tal manera, que se logró la expansión de la milicia por toda América, con la ayuda de los criollos.

Las nuevas milicias

Los criollos comenzaron a formar parte de la milicia de la Corona. De esta manera, la carrera militar se transformó en un medio para que los criollos ascendieran de estrato social. Debido a que, en la península los altos cargos administrativos lo ocupan los militares.

Comerciales

La Corona española bajo la dinastía borbónica, tenía como propósito concentrar los beneficios de las colonias en la metrópoli. Por ello, se establecieron algunas leyes que reformaron el comercio navío y el sistema tributario.

Los impuestos

Las nuevas reformas borbónicas del comercio del virreinato, remplazó las listas de impuesto que debían pagarse por nuevas leyes. Las cuales establecían que se debían pagar el 6 % del valor en impuestos por la adquisición de productos españoles. Mientras, que el 7 % por la compra de productos extranjeros.

También, se crearon centrales aduaneros en la Paz, Arequipa, Buenos Aires con el propósito de cobrar impuestos.

El libre comercio

A pesar de que su nombre indica libre comercio, no se podían realizar exportaciones a otros países. Las relaciones comerciales eran únicas y exclusivas entre España y América. Sin embargo, estas nuevas reforma permitió la apertura de nuevos puertos para agilizar la actividad comercial.

Sin duda, las nuevas reformas borbónicas se crearon con la finalidad de que la Corona española mantuviera el poderío y la monarquía en el continente americano. Pues, al instaurar nuevos virreinatos podía mantener un mejor control del territorio y defenderse ante los posibles ataques de piratas ingleses y portugueses.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *