Micaela Bastidas

Micaela Bastida es una prócer peruana que nació en 1742 en Pampamarca. Fue esposa del revolucionario Túpac Amaru II, juntos lucharon contra la opresión del gobierno español. Pues, era la consejera de su marido y ayudó a reunir varias mujeres que también lucharon por la independencia del país. Siendo ejemplo de coraje, valentina y determinación. Si desea conocer más sobre este personaje histórico, sigue leyendo.

Primeros años

Micaela Bastidas era hija Miguel Bastidas un español y de Josefa Puyycahua de origen Inca. Existen algunas versiones sobre su lugar de nacimiento. Pues, algunos investigadores afirman que nació en Pampamarca. Mientras, otros conjeturan que fue en Tamburco.

Sin embargo, en los primeros años de su vida se crio junto a sus hermanos y a sus padres, en la ciudad de Pampay. Su familia tenía una posición económica solidad que se basaba en la ganadería y la agricultura.

Por otra parte, se dice que era una mujer con una belleza muy peculiar, elegante y poseía un cuello esbelto que la distinguía de las demás. No obstante, sus enemigos le colocaron el título de zamba.

Juventud

Antes de cumplir los 16 años de edad se casó con el mestizo José Gabriel Condorcanqui que era descendiste directo de Tupac Maru I. Pero, su marido fue nombrado curaca o cacique en 1764 en las tierras que heredó de su padre. Sin embargo, por cuestiones de negocios se quedaron viviendo en Tinta, que es un poblado cercano a Cuzco.

Es importante resaltar, que Micaela Bastida tuvo tres hijos a los que llamó Hipólito, Mariano y Fernando. Su primer hijo murió ajusticiado junto a sus padres por luchar en contra de la conquista española.

¿Quién era el esposo de Micaela Bastidas?

El esposo de Micaela Bastida era el cacique José Gabriel Condorcanqu que fue formado durante su juventud en los colegios jesuita del Cuzco y Lima. Era dueño de grandes hectáreas de tierra y riquezas que había heredado de su padre. Además, por ser cacique, comerciantes y revolucionario debía ejercer varias funciones. Tales como:

  • Cacique: mediar entre el corregidor y los indígenas bajo su cargo para el pago de los impuestos a la Corona española.
  • Hacendado: se vio afectado por los grandes controles fiscales y aduanas puestos por el gobierno español para obligarlos a pagar altos impuestos.
  • Revolucionario: este mestizo se vio muy afectado por las injusticias y el maltrato que vivían los indígenas. Incluso, realizó solicitudes y reclamos para pedir la libertad de los indios que eran usados como esclavos en las minas.

De esta manera, con el apoyo de Micaela empezó a construir una ideología revolucionaria para defender a los indios, mestizos, criollos y negros del régimen impuesto por la Corona española.

¿Qué estudios tenía Micaela Bastidas?

En realidad Micaela Bastidas solo tenía los estudios elementales de cualquier mujer de su época. Los cuales eran en letras y artes. Sin embargo, su esposo fue el que la formo con respecto a su ideología revolucionaria. Además, era consciente de la situación y el maltrato que vivían sus aborígenes bajo el yugo español.

Fue una de las primeras mujeres en luchar para defender la patria y liberar las tierras de las manos del gobierno español.

Sublevación contra los españoles

En 1780 su esposo José Gabriel Condorcanqui agotado por no recibir respuesta de todas las cartas y reclamos que hacía a la Corona española. Inició un movimiento en contra de su dominio. Apoyado por su esposa Micaela y algunos caciques de tribus vecinas que estaban en contra de los grandes impuestos que era obligado a pagar los indios.

En ese momento, su esposo decidió tomar el nombre de su ancestro, Túpac Amaru II. Dando una proclama de libertad e independencia de los pueblos indígenas. Lo cual fue el inicio de la llamada rebelión de Túpac Amaru II. Donde tomaron como prisionero y mataron a un corregidor de la Corona española.

En ese momento Micaela Bastidas pasó hacer la principal estratega del Túpac Amaru II durante la rebelión. Participando en el juicio que se le hizo al corregidor Arriega. Por ser una mujer que se caracterizaba por su dinamismo y persuasión.

Además, fue más consciente que su esposo sobre la opresión india, porque la mujer indígena era sometida a grandes maltratos durante el dominio español.

Su rol la rebelión de Túpac Amaru II

En vista que los indígenas tenían prohibido portar armar para evitar algunas rebeliones. Micaela Bastidas era la encargada de suministrar esas provisiones al ejército que comandaba si esposo. Lo cual incluía alimento, dinero, armas y vestimenta.

Además, era la encarga de otorgar los salvoconductos a quienes debían movilizarse por los territorios donde están comandando.

De igual manera, estuvo a su cargo algunas tropas, demostrando inteligencia y capacidad. Era la que estudiaba y planificaba los ataques a los ejércitos españoles y la lucha contra el espionaje. Logró ingeniar un sistema de comunicación durante la rebelión.

Importancia de la mujer indígena

Micaela fue capaz de liderar una legión de mujeres indígenas, que fueron de gran apoyo para dar consejos a las tropas sobre las rutas y los ataques que debían dar. Pues, Micaela no solo quería liberar a su pueblo del gobierno español. Sino, darle un lugar importante dentro de la sociedad a la mujer indígena.

Junto a Micaela Bastida se encontraban Tomasa Tito Condemayta y Cecilia Túpac Amaru. Quienes la apoyaron en todo momento en su causa. Pues, no solo ayudaban a conseguir las provisiones para las tropas.

Además, luchaban en el campo de batalla junto a sus esposos e hijos. Incluso, se le concedió el cargo de jefe interino de la rebelión de Túpac.

Ejecución

En 1781 fue rodeada y traicionada por una emboscada formada por soldados que traicionaron la Corona española y quería su reiniciación. Siendo apresada Micaela junto a su hijo Hipólito y su esposo.

Fueron llevados a la Plaza de Armas de Cuzco, donde le cortaron la lengua a su hijo para luego someterlo a la horca. Después, hicieron lo mismo con Micaela, pero por la fisionomía de su largo cuello no murió en la horca. Terminaron estrangulado y dándoles patadas en estómago hasta causarle la muerte.

No cabe duda, que Micaela Bastida fue una mujer ilustre que apoyo a su esposo durante la rebelión. Dando su vida para liberar a los indígenas oprimidos por el yugo español. Además, consiguió que le dieran valor e importancia a la mujer. Finalmente, detrás de un gran hombre siempre hay una gran mujer y Micaela es su vivo ejemplo.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *