Túpac Amaru II o José Gabriel Condorcanqui

Túpac Amaru II tenía por nombre José Gabriel Condorcanqui, Nació en 1749 en el territorio cuzqueño de Surimana. Por parte de su madre fue descendiste del Inca Tupac Amaru, quien fue ejecutado en 1572 por el virrey Todeo. Es considerado un ilustre precursor de la Independencia de Perú, Debido a que, lideró movimientos indígenas que participaron en la rebelión contra la Corona española. Para saber más, sobre este personaje peruano sigue leyendo.

Primeros años

José Gabriel Condorcanqui vivió durante su infancia en Surimana. Sin embargo, siempre acompaña a su padre en los viajes que realizaba para ejercer sus funciones como curaca. Estos viajes siguieron cuando Túpac Amaru II alcanzó la mayoría de edad y su padre falleció. Pues, se dedicó a seguir su legado.

Realizó sus estudios en Colegio San Francisco de Borja, que era una prestigiosa institución que lo aceptó por ser un indígena noble. Pues, era una orden jesuita que se dedicaba a formar académicamente a los hijos de los curacas. Seguidamente, continuó sus estudios en la Universidad de San Marcos. Habla a la perfección latín y castellano.

José Gabriel Condorcanqui como mercader Al igual que su padre Túpac Amaru II era un reconocido mercader, que tenía actividades comerciales entre la ciudad de Lima y Cuzco. Sin embargo, cuando los gobernantes españoles se dieron cuenta de los próspero de su actividad económica, empezaron a presionarlo. Debido a que, quería obligarlo a pagar grandes tributos a la Corona.

No obstante, en la década de 1770 cuando se iniciaron actividades comerciales con Buenos Aires, el negocio de José Gabriel Condorcanqui comenzó a decaer.

Aunado a esto, estaba sumergido en grandes deudas y perdió grandes cosechas por la época de frío. En consecuencia, Túpac Amaru II experimentó una gran crisis económica.

Túpac Amaru II conoce la realidad de los indígenas

En 1764 fue nombrado cacique o curaca, pues su padre había fallecido y debía asumirlo por herencia. Debido a que, en el Imperio Inca estos cargos eran heredados. De esta forma, se residenció en Cuzco, pero viajaba regularmente para controlar el funcionamiento de la tribu que tenía a su cargo.

Es importante resaltar, que Túpac Amaru II era un cacique justo, pues quienes trabajan la tierra tenían derecho sobre ellas. También, mostró interés por los sembradíos de coca y la explotación de la minería.

Este curaca tenía varias propiedades, entre ellas una hacienda y algunas casas. Además, había heredado de su padre más de 300 mulas, que las empleó para trabajar la ruta comercial entre el Cuzco y Lima.

Defensor de los indígenas

José Gabriel Condorcanqui era un curaca que se dedicó a defender los derechos de los indígenas. Pues, rechazaba que fueran sometidos agrandes maltratos. Sin embargo, respetaba las leyes y decretos impuestos por la Corona española.

Pero, en 1778 se trasladó a la ciudad de Lima para pedirle a los intendentes de la Real audiencia que cesara la explotación de los indígenas. Además, pago de altos impuesto a la Corona española. Sin embargo, sus exigencias no fueron escuchadas y regresó de nuevo al cacicazgo de Tungasuca.

En 1780 alentó a los indios y mestizó a realizar una rebelión contra el virreinato del Perú. Motivados por el descontento que existía ante los abusos de los corregidores que obligaban a los aborígenes a pagar altos tributos e impuestos.

Inicio del sublevación de Túpac Amaru II

Al exponer sus exigencias ante la Real Audiencia del Perú y no obtener respuesta, decidió regresar a Tungasuca en 1778. Al llegar a su territorio se enteró de que habían cambiado de corregidor. Por tanto, se presentó ante la autoridad para ponerse a sus servicios.

Poco tiempo después, el pago de los tributos aumentó notablemente. Lo cual afectó a los indígenas, pues no se encontraban en condiciones de pagar. El corregidor al ver que los habitantes de Tungasuca no estaban pagando los tributos, le exigió a Túpac Amaru II que debería cancelar la deuda, si no estaban obligados a dejar el cacicazgo.

Pero, Túpac Amaru decidió unir a los hombres de su tribu para iniciar una rebelión en 1780 en contra del virreinato del Perú. De esta forma, secuestró al corregidor Arriaga y lo obligó a escribir una carta al cajero Mendieta para conceder al cacique todos sus fondos y armas. Así, Túpac Amaru logró su cometido y realizó un juicio en contra del corregidor donde fue sometido a la horca.

Rebelión de Túpac Amaru II

Una vez iniciada la rebelión en contra del virreinato del Perú, comenzó a recorrer todos los pueblos del sur del país para unir fuerzas y aumentar su movimiento. Visitando algunas ciudades como; Ayaviri, Pumacanchi, Quiquijana, Chumbivilcas Lampa.

Al enterarse en Lima sobre la rebelión que había conformado el cacique, el virrey Jáuregui y todo su Consejo Real se reunieron para organizar una expedición. Así, poder debelar el movimiento que se estaba alzando contra la Corona española.

Sin embargo, Túpac Amaru II se dirigió a Cuzco a finales de 1780. Pero, al conservar que el ejército realista lo superara decidió retirarse del lugar. En abril de 1781 fue traicionado por su amigo el mestizo Francisco Santa Cruz, quien lo entregó a los realistas. Donde fue colocando en prisión junto a su esposa, hijos y amigos.

Muerte

Una vez entregado al ejército realista junto a su familia, fue decapitado y quemado en marzo de 1781. A pesar de su muerte, sus esfuerzos dieron grandes frutos, ya que ganó la batalla contra el virreinato del Perú.

De esta forma, el cargo de corregidor fue eliminado y se propuso una administración más justa para los pobladores del Perú. Además, otras regiones del continente se unieron ante esta rebelión para exigir la eliminación de altos pagos de impuesto a la Corona española.

Sin duda, Túpac Amaru II fue un curaca que defendió con su vida a los indígenas y mestizo. Pues, buscaba que estos criollos tuvieran un trato justo dentro de la sociedad. Para terminar con el abuso y la explotación por parte del virreinato. Es decir, es un hombre ejemplar con gran valentía y coraje, que defendió a su pueblo hasta la muerte.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *